Consejos para cuidar de tu Salud Mental

Consejos para cuidar de tu Salud Mental

En los siguientes podcasts hablamos de la importancia de cuidar la Salud Mental, así como de una serie de hábitos que te ayudarán a mantener el bienestar en este sentido.
.
Escuchamos a Teresa Pérez-Espinosa, Médico Psiquiatra de la Clínica de Salud Mental Pérez-Espinosa.

Cuando nos planteamos la cuestión de cómo cuidar la salud mental, tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene la estabilidad mental en nuestra vida. Pensemos que hoy día, el malestar emocional y la ansiedad acompañan de forma constante a una gran parte de la sociedad. A veces, el sufrimiento viene por factores externos, catástrofes naturales, situaciones complicadas…

Por este motivo, es importante trabajar en estos aspectos: hay muchas cosas que podemos hacer, sin necesidad de tener una patología concreta. Es mucho lo que queda por hacer, y por trabajar: por esa razón, queremos hablar de por qué es importante la Salud Mental, y sobre todo ofrecer unos consejos y hábitos diarios sobre cómo mejorar la Salud Mental y Emocional.

Definición de Salud Mental

Podemos definir la Salud Mental como un estado de bienestar mental que nos permite afrontar las situaciones de estrés, las tensiones y los conflictos que pueden surgir durante nuestra vida diaria. La Salud Mental incluye además nuestro bienestar emocional, psicológico y social.

La importancia de la Salud Mental

Dadas todas las formas en que puede afectarnos y determinar nuestra vida diaria y nuestro comportamiento, es lógico pensar que una de las tareas diarias más importantes que debemos asumir es, precisamente, cómo cuidar nuestra Salud Mental. Su importancia radica en que determina la forma en que pensamos, sentimos y actuamos ante cualquier situación, cómo tomamos decisiones, o cómo nos relacionamos con otras personas. También nos ayuda a:

  • afrontar las situaciones de estrés
  • mantener una salud física óptima
  • tener buenas relaciones con los demás
  • mejorar nuestra productividad en el trabajo
  • alcanzar nuestro potencial como seres humanos

Debemos entender que la Salud Mental es mucho más que la ausencia de una enfermedad mental, sea del tipo que sea, y que es clave para mejorar nuestra salud en general y nuestra calidad de vida en particular. Cuidarnos a nosotros/as mismos/as puede ser fundamental para mantener nuestra Salud Mental; existen de hecho pequeños hábitos diarios y comunes que no precisan de demasiado tiempo y que pueden sernos de gran ayuda. Veamos algunos consejos sobre cómo estar bien emocionalmente y cuidar nuestra Salud Mental.

¿Cómo tener una buena Salud Mental?

Entonces, ¿cómo mejorar la Salud Mental? En este punto es importante hablar de la higiene mental: es decir, de los hábitos que podemos seguir cada día para lograr una óptima Salud Mental, y conseguir que ésta beneficie a todos los ámbitos de nuestra vida y nuestro entorno.

Desde Clínica Pérez-Espinosa nos gustaría dar algunos consejos sobre Salud Mental: hábitos diarios y comunes que todos podemos llevar a cabo, y que nos ayudarán a mantener una buena higiene mental.

Disfruta de cada amanecer:

Se considera beneficioso recibir la luz solar de las primeras horas del día, debido a sus propiedades antidepresivas y ansiolíticas. Aprecia el nuevo amanecer, y visualiza a las personas importantes de tu vida.

Relájate con una buena ducha:

Otra buena manera de cómo cuidar tu Salud Mental es disfrutando del aseo personal, dedicando tiempo para la ducha y apreciando los sentidos, como el aroma del jabón o la combinación de temperaturas. Se recomienda escuchar música que favorezca crear ese espacio físico y mental relajado, evitando la exposición a noticias catastrofistas y cuidando la información que se consume.

Sigue una dieta saludable:

Comienza el día con un buen desayuno. Es recomendable además seguir una dieta antiinflamatoria baja en azúcares, optando por alimentos nutritivos. Por ejemplo, los huevos son altos en proteína de alto valor biológico, y acompañados de aguacate, nueces y tomate, representan una opción saciante y equilibrada. La dieta influye directamente en el equilibrio emocional, por lo que es esencial cuidar la forma en la que se alimenta el cuerpo.

Practica hobbies o deportes:

Es importante realizar una actividad física de forma adecuada y adaptada para cada persona, potenciar la actividad social con familia y amigos, y dedicar un espacio a hobbies que brinden satisfacción y bienestar.

Ordena tus pensamientos:

A la hora de plantearse cómo cuidar la Salud Mental de uno mismo, cada día debemos hacer hincapié en los aspectos positivos de nuestra vida, aunque también es importante identificar lo negativo para tratar de solucionarlo, y aprender de ello. También se deben ordenar los pensamientos mediante una lista de prioridades, evitando darle el mismo valor a lo importante que a lo intrascendente.

Piensa en positivo:

El primer pilar emocional es el aprender a pensar en positivo. Un pensamiento positivo genera una respuesta emocional positiva, lo que a su vez lleva a un bienestar emocional. Nuestro lema “Piensa bien y siéntete bien” tiene mucho que ver con la psicología y la terapia cognitivo-conductual; pero todos podemos aprender a ajustar nuestra “visión macro” para ser conscientes del papel que tienen las pequeñas situaciones del día a día.

Da gracias:

¿Cómo más podemos cuidar nuestra Salud Mental? A través de un sencillo gesto: el Agradecimiento Consciente. Este es otro pilar fundamental para una buena Salud Mental. Dar gracias de manera consciente y frecuente, cerrar los ojos y pensar en todas aquellas razones por las que debemos estar agradecidos, hace que afrontemos nuestra realidad con una mayor positividad.

Potencia el optimismo:

Trabajar el Optimismo es también fundamental: sonreír, y generar alegría. Hacer esto entrena a nuestro cerebro para ser más positivo; es como el ejercicio físico, pero de este modo nos entrenamos para ser más positivos.

Cuida tus relaciones:

El fomento de las relaciones personales con vínculos seguros y saludables, y al mismo tiempo huir de las personas “tóxicas”, son dos de los aspectos que tenemos que cuidar con respecto a nuestro entorno social.

Plantéate objetivos:

Por último, pero no menos importante, debemos plantearnos tener un proyecto, un deseo, un objetivo que perseguir en nuestra vida. La pasión mueve el estado de ánimo, y ayuda a tener más energía para afrontar los problemas. Tener un propósito de vida, saber para qué estamos aquí, y fomentar la solidaridad y la ayuda a los demás… Todo es importante para generar la positividad que necesitamos para mantenernos sanos a todos los niveles.

Estabilidad mental voluble: ¿cuándo hay que buscar ayuda profesional?

Aunque todos los consejos que acabamos de dar sirven para fomentar el bienestar mental, no siempre es posible mantener una buena Salud Mental, especialmente cuando debemos enfrentarnos a situaciones de estrés o traumáticas para las que no siempre estamos preparados. Es importante destacar que no es necesario esperar a sentirnos “mal” para solicitar apoyo, trabajar en nuestra Salud Mental lejos de tener riesgos repercute favorablemente nuestro bienestar y salud general. El trabajo personal puede invitarnos a la introspección y trabajo personal además de dotarnos de recursos y estrategias para gestionar nuestra vida de una manera más exitosa.
Una vez ya percibimos el malestar o los síntomas repercuten en alguna de las áreas de nuestra vida, es primordial buscar ayuda profesional para apoyar la mejoría de la Salud Psicológica y Emocional, especialmente cuando los síntomas se mantienen en el tiempo más de dos o más semanas síntomas como estos:

  • sensación de angustia
  • problemas para conciliar el sueño
  • falta o exceso de apetito
  • cambios bruscos y no deseados de peso
  • apatía, sentirse sin ánimo para levantarse de la cama
  • problemas de concentración
  • pérdida de interés por temas o actividades que antes eran interesantes
  • incapacidad para realizar las tareas y obligaciones diarias

Estos y otros síntomas pueden ser señales de aviso de que necesitamos ayuda profesional, que podemos obtener ya sea acudiendo directamente a nuestro médico de cabecera para que nos derive a un especialista, o bien contactando directamente con nuestro centro, donde te informaremos sobre las Terapias Psiquiátricas y Psicológicas de Clínica Pérez-Espinosa.
Como conclusión sobre la Salud Mental, todos tenemos en nuestra mano cuidar y mejorar nuestro Bienestar Físico, Mental y Emocional y conseguir una mejor calidad de vida, y por eso hemos dado unos consejos a seguir sobre cómo cuidar la Salud Mental; pero a veces, incluso las personas más fuertes se ven ante situaciones que las superan: cuando eso ocurra, no temas pedir ayuda.