El juego patológico: la Ludopatía

El juego patológico: la Ludopatía

En el pasado el juego ha sido considerado como algo cotidiano, a lo que no se daba mayor importancia. Pero algunas personas desarrollan una adicción patológica al juego, de forma muy similar a la que sufren con cualquier droga.

La ludopatía es un trastorno de control de los impulsos, que se manifiesta en una adicción incontrolable a las apuestas, que normalmente se desarrollan en el contexto del juego de azar. Es un «juego patológico«, una conducta que no tiene un freno natural como la tienen otras adicciones a drogas físicas, en las que el propio cuerpo pone límites.

Esta adicción estimula los circuitos de recompensa del cerebro que auto-perpetúan la conducta. Se sigue jugando incluso tras pérdidas importantes porque estos circuitos se desestabilizan, de forma que quien la sufre sólo juega o piensa en jugar.

En España más del 2% de la población sufre ludopatía, diagnosticada clínicamente. Hay factores de riesgo de tipo genético, con algunas personas que tienen predisposición a caer en esta adicción, y de tipo social y ambiental, siendo el entorno familiar y afectivo muy importante. Los problemas de Salud Mental en general son un factor de riesgo importante, así como las adicciones a otras sustancias.

Por tipo de juego, los hombres tienden a jugar más que las mujeres en casinos y de forma online, en general. Las mujeres juegan más a máquinas tragaperras y en los bingos.

Normalmente el ludópata no consulta directamente a los profesionales de la Salud Mental, siendo las familias quienes buscan consejo y hacen de grúa para ayudar a la persona que sufre la adicción.

Teresa Pérez-Espinosa
Médico psiquiatra
Directora GRUPO PEREZ-ESPINOSA