¿Qué es la bulimia nerviosa?

¿Qué es la bulimia nerviosa?

Uno de los trastornos alimentarios que más se conocen entre la sociedad en general es la bulimia nerviosa. Sin embargo, aunque a groso modo parece que estamos informados, se debe conocer en profundidad qué es la bulimia nerviosa, qué la causa y quiénes son más proclives a padecerla con el fin de prevenirla en mejor medida y tratarla con la seriedad que precisa.

Consulta nuestro completo Programa de Trastornos de la Conducta Alimentaria TCA.

¿A quiénes afecta la bulimia nerviosa?

La Bulimia Nerviosa es otro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA’s) más prevalente. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres, y suele aparecer en la juventud o adolescencia, entre los 12 y los 21 años.

¿Qué es ser bulimico?

Los episodios que presenta un bulímico se caracterizan por la ingesta descontrolada de alimentos, los famosos «atracones«. Se suelen dar unas 2-3 veces por semana, durante al menos 3 meses. Tras estos episodios se producen conductas compensatorias, llamadas «purgas«: vómitos inducidos, abuso de laxantes o diuréticos, etc, para compensar el temor a engordar.

Bulimia nerviosa: síntomas

Para quienes no saben qué es la bulimia nerviosa, hay que saber que este trastorno suele venir precedido por un período de dieta, incluso a veces tras una anorexia ya curada o controlada. La mayoría tienen peso normal, lo que contribuye a ocultar el trastorno, ya que no se observa ni un peso anormalmente bajo, característico de la anorexia.

Los síntomas psicológicos que acompañan a la bulimia tienen que ver con una muy baja autoestima, una mala imagen de sí mismas. Muy frecuentemente viene asociado a rasgos de otros trastornos de personalidad, inestabilidad emocional, impulsividad, abuso de alcohol y otras sustancias tóxicas, y en ocasiones con episodios de autolesiones.

Las señales de alerta que tenemos que tener en cuenta aparecen cuando observamos que la persona tiene una imagen muy negativa de sí misma, que come grandes cantidades frecuentemente, muy a menudo a escondidas. En ocasiones podemos ver incluso llagas en los nudillos, consecuencia de la acidez del jugo gástrico, ya que inmediatamente, tras comer, van al baño para provocar el vómito.

Cuando se desconoce qué es la bulimia nerviosa pero tiene la sospecha de que alguien tiene un problema asociado con la sana relación con la comida, ha de saber que a veces la bulimia viene acompañada de hinchazón en cara, manos y pies, debido a una hipertrofia de las glándulas.

Un síntoma muy característico es que evitan comer en familia, siempre a escondidas, y suelen recurrir a excusas como la retención de líquidos o el estreñimiento para tomar fármacos diuréticos y laxantes, lo que puede provocar problemas renales y del sistema digestivo.

Tratamiento de la bulimia nerviosa

Una vez que sabemos qué es la bulimia nerviosa, qué la causa y cuáles son sus síntomas, es imprescindible ponerse en manos de profesionales de la Salud para iniciar un correcto tratamiento que incluya cambiar los hábitos alimenticios. Evitar la comida basura y centrarse en las bases de la alimentación saludable, con frutas, verduras, lo que ahora se llama «real food«. Comer en familia, al menos una vez al día, es una ocasión ideal para asentar los hábitos. En estas comidas no se debe culpabilizar al enfermo, ni comentar sobre el peso, dietas, etc.