Anorexia: se puede salir de un TCA

Anorexia: se puede salir de un TCA

En los últimos 10 años ha habido un importante aumento de casos de Anorexia Nerviosa, uno de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA’s) más prevalentes.

Los jóvenes y adolescentes son el colectivo más afectado, en el rango de edad de los 12 a 21 años. Las mujeres son víctimas de este trastorno con una frecuencia 2,5 veces mayor que los varones. Representa la segunda causa de muerte en este colectivo, sólo por detrás de los accidentes de tráfico.

Es un trastorno moderno, resultante de las contradicciones de la sociedad de la abundancia en que vivimos. Por un lado, un exceso de comida por todas partes; por el otro, una presión por los modelos estéticos por una excesiva delgadez.

La Anorexia es, por tanto, un trastorno de la conducta alimentaria, potencialmente mortal, caracterizado por un peso extremadamente bajo y un temor irracional a subir de peso. Va asociado a una alteración de la percepción, no se ven como realmente son sino que el espejo les devuelve una imagen distorsionada de ellos mismos. Es por ello un trastorno psiquiátrico, de gran complejidad, con una doble vertiente: afecta a nivel psicológico pero también orgánico, pudiendo conducir a la muerte en los casos más graves.

Muchas veces la analítica es normal, y tanto el paciente como su familia no se preocupan excesivamente, pero en este caso la conducta alimentaria está trastornada, independientemente de si aún no se ha llegado a los niveles en los que las analíticas puedan ser preocupantes. Es, por tanto, doblemente importante la detección precoz para mejorar el pronóstico de su evolución futura.

Cómo se sale de un TCA como la anorexia

En este sentido y con un adecuado tratamiento de un TCA, la anorexia nerviosa tiene una cura total en un 50% de los casos, aproximadamente; el 30% tiene una mejoría parcial, con síntomas residuales que pueden aparecer de nuevo a lo largo de la vida; el 20% restante evoluciona a la cronicidad, acompañando al paciente de por vida.

Factores de riesgo de la anorexia nerviosa

Los factores que influyen más en el desarrollo de la anorexia nerviosa son:

  • Los modelos estéticos predominantes en la sociedad, las influencias culturales que hacen que los cuerpos delgados sean percibidos como más atractivos.
  • Los medios de comunicación, y especialmente internet, transmiten estos valores estéticos y contribuyen a la presión sobre las personas que sufren este trastorno.
  • La familia es muy importante, en ocasiones los niños tienen hábitos poco saludables, con sobrepeso temprano que influye a su vez en la presión a la que se ven sometidos en el entorno escolar y afectivo.

Prevención, la mejor forma de no tener que salir de un TCA

Es fundamental estar atentos a las señales de alerta que puedan dar en sus cambios de comportamiento, y siempre educar y fomentar los hábitos saludables, alimentación sana y actividad física, como los principales elementos de prevención.

Teresa Pérez-Espinosa
Médico psiquiatra
Directora GRUPO PEREZ-ESPINOSA